Una placa en homenaje a Joaquín Carbonell reconoce al artista y recuerda su última visita a Ejea de los Caballeros
 
El 6 de diciembre de 2019, Joaquín Carbonell visitaba Ejea de los Caballeros para cantar en el marco del acto de homenaje a la Constitución que el Ayuntamiento celebra desde hace más de una década para sensibilizar a la ciudadanía sobre el alcance y significado de la ley de leyes de nuestro ordenamiento jurídico.

En el mismo lugar donde Joaquín Carbonell interpretó algunas de sus canciones más emblemáticas, la Plaza de la Libertad, se ha colocado una placa conmemorativa de aquel momento, a la vez que de homenaje al cantautor, escritor y periodista aragonés que falleció el pasado 12 de septiembre en el Hospital “Lozano Blesa” como consecuencia de una grave neumonía causada por el coronavirus.

El pasado año se conmemoraba el 40 aniversario de los Ayuntamientos Democráticos y, junto a Jesús Colás Tena, Secretario General de la Diputación Provincial de Zaragoza y uno de los mejores conocedores del mundo local, el Ayuntamiento invitó al cantautor Joaquín Carbonell para que interpretase algunas canciones significativas de esas cuatro décadas. Puso su voz y su música al servicio de un acto que el público asistente disfrutó con emoción porque la música siempre adorna con su belleza los momentos importantes de la vida social.

Joaquín Carbonell estuvo contento, vital y hasta entusiasmado. Entre canción y canción narraba anécdotas, unas veces con ironía y humor, otras con sensibilidad y emotividad. Invitó a cantar algunos estribillos al público y su sencillo concierto, sin más acompañamiento que su guitarra y su voz, tocó el corazón de los asistentes que se habían acercado para recordar los 40 años de vida en democracia.

Con emoción recordó el último concierto con José Antonio Labordeta y Eduardo Paz en la Plaza de la Villa de Ejea durante las fiestas de 2009, así como el posterior homenaje que con diversos artistas locales se le tributó a Labordeta en el Casino España, en diciembre de 2010, complementado con la inauguración de la placa homenaje al cantautor fallecido. De grato recuerdo habían sido para él las más recientes experiencias en la Ciudad del Agua, en 2015 con su concierto “Una vida en 20 canciones” y en 2018 con “Los Tres Norteamericanos”.

Con emoción recordó el último concierto con José Antonio Labordeta y Eduardo Paz en la Plaza de la Villa de Ejea durante las fiestas de 2009, así como el posterior homenaje que con diversos artistas locales se le tributó a Labordeta en el Casino España, en diciembre de 2010, complementado con la inauguración de la placa homenaje al cantautor fallecido. De grato recuerdo habían sido para él las más recientes experiencias en la Ciudad del Agua, en 2015 con su concierto “Una vida en 20 canciones” y en 2018 con “Los Tres Norteamericanos”.

Antes de despedirse nos habíamos comprometido a ponerle fecha a su más reciente proyecto, el concierto “Carbonell-50 años” que unos pocos días antes, concretamente el 2 de diciembre, había estrenado en el Teatro Principal de Zaragoza. Y esa fecha se había concretado para el 25 de julio, dentro del programa “Ejea reinicia la Cultura” que hubo de suspenderse precisamente por el intenso repunte de contagios que estaba afectando a Ejea y Aragón y que, fatalmente, acabó llevándose la vida de este cantautor y referente intelectual aragonés.

En su memoria y en el recuerdo de su última actuación en Ejea, la Plaza de la Libertad alojará desde el próximo 6 de diciembre una placa en homenaje a este turolense de Alloza (1947), que en 2019 fue reconocido por el Gobierno de Aragón con la Medalla al Mérito Cultural. En aquel acto, Joaquín Carbonell dijo que “la cultura, además de fuente de ingresos, alimenta al individuo y enriquece a la sociedad”. Él, sin duda, a través de su amplia discografía, de sus libros, de su trabajo periodístico, nos alimentó individualmente y enriqueció a la sociedad aragonesa. La leyenda de la placa reza así: