Uncastillo rememora por undécimo año consecutivo la muerte violenta de 50 caballeros
 
Pasacalles con músicos y cómicos, teatro del siglo XIII, danzas medievales cristianas y malabaristas han trasladado a Uncastillo al siglo X cuando 50 caballeros murieron en Córdoba a manos del rey moro Almanzor.

Pasacalles con músicos y cómicos, teatro del siglo XIII, danzas medievales cristianas y malabaristas han trasladado a Uncastillo (Zaragoza) al siglo X cuando 50 caballeros murieron en Córdoba a manos del rey moro Almanzor.

Se trata de la fiesta de Los 50 Caballeros que se ha celebrado por undécimo año consecutivo en Uncastillo. La participación de la Casa de Andalucía en Zaragoza, que cumple su 75º aniversario, ha dado un punto folclórico-religioso a la celebración con una misa rociera este domingo. También el folclore navarro ha estado presente en un festival de jotas navarras y aragonesas a cargo del grupo “Orgullo Aragonés”.

La fiesta está enmarcada en la rememoración durante todo el fin de semana de la muerte violenta de cincuenta Caballeros en Córdoba a manos del rey moro Almanzor en el siglo X. La celebración se remonta al año 1997 y desde entonces “ha tenido un crecimiento considerable, tanto en actos como en participación”, comenta el concejal de Cultura, Luis Miguel Frej. Pasacalles con músicos y cómicos, teatro del siglo XIII, danzas medievales cristianas y malabaristas han ambientado esta villa histórica declarada Patrimonio Histórico artístico.

Uno de los momentos más esperados y que da el nombre a la fiesta ha sido la ejecución de los 50 Caballeros que ha consistido en una representación teatral ambientada en el siglo XIII.

Seguidamente ha tenido lugar la tradicional ofrenda floral, la lectura del Romance, el vino de honor y por último la exhibición de un Venenciador con degustación de vino de la Denominación Montilla-Moriles de Córdoba.

En sus intervenciones José Luís Abenia, acalde de la localidad, ha comentado que cada año intentan renovar la celebración para que no se quede como algo estanco. Por su lado Felipe Faci, Director General de Administración Educativa, ha señalado que rememorar el pasado “es motivo de satisfacción y un signo de progreso”, mientras que Alberto Catalán, Consejero de Relaciones Institucionales y Portavoz del gobierno navarro, ha hecho hincapié en la estrecha relación que tiene el pueblo navarro y aragonés. El presidente de la Casa de Andalucía en Zaragoza, Antonio Navas, ha felicitado al ayuntamiento por la organización del evento, felicitación a la que se han sumado los demás intervenientes.

La fiesta se ha trasladado al pabellón deportivo donde decenas de personas han participado en la Comida homenaje a los 50 Caballeros a base de ternasco de Aragón seguida de animaciones teatrales.

Asimismo, al igual que este sábado, los uncastilleros, veraneantes y turistas han podido visitar en la lonja medieval una exposición de labores tradicionales organizada por la Asociación de Mujeres el Cuco

Por último la nota musical del Festival de Jotas Navarras y Aragonesas, a cargo del Grupo Folklórico “Orgullo Aragonés”, ha puesto el punto final a esta fiesta en la que Uncastillo ha estrechado lazos con la Casa de Andalucía de Zaragoza, con motivo del 75º de su creación. Fruto de la relación entre el Ayuntamiento de Uncastillo y la Casa de Andalucía, a raíz de esta vinculación histórica, la banda municipal de la villa ofreció un repertorio en la Casa de Andalucía este año.

La ambientación en la calle durante todo el sábado ha corrido a cargo de una comparsa de gigantes que figuraban personajes de las tres culturas y religiones: árabes, con Abderramán y Fátima; judía, con Mossé y Raquel, y cristiana, con Alonso e Inés.

Además la Escuela de Música Tradicional y el Grupo de Gigantes de Ejea de los Caballeros han cobrado protagonismo previamente a la actuación de los Titiriteros de Binefar con su espectáculo “Dragoncio”; es decir, la tradicional historia del dragón y la princesa con un final al gusto del público.

El programa del sábado terminó con un recital de música y baile popular aragonés en la plaza del Mercado. En el mismo, parejas de dance aragonés, acompañadas de la formación Bufacalibos, han interpretando música popular aragonesa de las tres provincias.