Zapater anima a los chavales que entrenan bajo la tutela de la Fundación Real Zaragoza
 


Los chavales seleccionados por la Fundación Real Zaragoza para seguir un programa de preparación en el Centro de Tecnificación de Ejea siguen con sus entrenamientos semanales. Sobre este experiencia se ha pronunciado Alberto Zapater, centrocampista ejeano del Real Zaragoza, que ve en este programa “una oportunidad perfecta para que los niños y adolescentes vean su evolución personal y sepan que pueden mejorar”.

Zapater, que recuerda cómo en su infancia “íbamos al parque y nos pegábamos por coger el sitio bueno”, señala que “ahora tienen esta oportunidad”. Alberto, que acabó alevines y marchó a vivir a Zaragoza, echa de menos “ver a los chavales jugando en la calle” y les dice que “jueguen, aprendan pero sin presión”.

Sobre el programa de la Fundación Real Zaragoza Zapater insiste en que “los padres y los niños tienen que entender que los estudios es lo más importante” y llama a la prudencia de las familias, “no vaya a ser que se hagan ilusiones para el futuro. Hay que ser muy bueno y darse muchas circunstancias para estar arriba. Es mejor tener los pies en el suelo. Los extremos no son buenos”, nos cuenta este ejeano a quien sus fans le siguen siempre que pueden en directo; o sea, en el campo.