El alcalde de Longás destina el 70% de las inversiones del Plan Plus a una antena para mejorar la cobertura
 
Es imposible teletrabajar o tener una mínima cobertura, por lo que Miguel Ángel Nieto destinará unos 40.000€ a poder instalar una torre ‘auto soportada’ para amplificar la señal de la única compañía que da servicio de cobertura al municipio.

Longás, junto con algunos municipios de la Ball d´Onsella y de la comarca de las Cinco Villas, es la viva imagen de la orfandad de los pueblos de la provincia con respecto a las mínimas necesidades de conexión a internet o cobertura móvil. La pandemia y el confinamiento han hecho aflorar aún más estas carencias, ya que es imposible teletrabajar con normalidad o comunicarse eficazmente cuando esto depende de las nuevas tecnologías. Incluso desde el Ayuntamiento, que dispone de una red wifi mediante señal aérea, es necesario en ocasiones estar junto a las ventanas para que no se corte la llamada de teléfono o para disponer de una mínima señal.

Las posibles soluciones pasan por las conclusiones de un estudio de conectividad que se está llevando a cabo en la comarca, pero que, entre los trámites para solicitar ayudas y aprobar proyectos podrían demorarse dos años. Harto de esta situación, del tiempo que se pierde en las llamadas de teléfono, y en especial de intentar que las compañías puedan participar o mejorar sus instalaciones; el alcalde, Miguel Ángel Nieto-Sandoval Campos (PP), ha decidido dedicar unos 40.000 euros del Plan Plus (fondos DPZ) que corresponden al municipio a solucionar las carencias. Este dinero se ha destinado a realizar el proyecto, al estudio geotécnico y a cubrir todas las instalaciones y aparatos amplificadores para poder instalar una torre auto soportada, orientada hacia una de las antenas con más potencia. Esta es la forma de poder ganar señal de la actual compañía que atiende al municipio y de acceder a otras frecuencias de las compañías más importantes de telefonía móvil.

“Los problemas afectan especialmente a la zona baja del pueblo pero son generalizados en todas partes: hay gente que desearía teletrabajar y no puede; y aunque la red wifi del Ayuntamiento tiene amplificadores que dan señal a varias zonas del pueblo, algunas viviendas no pueden beneficiarse de esta señal”, explica el alcalde. “Así que decidimos solucionarlo cuanto antes porque es un servicio esencial, y más en este momento en el que debido a la pandemia se nos invita a usar la tecnología más que nunca”, añade. El actual repetidor de Longás está en un alto y recibe señal de la torre de Bagüés, pero la emisión de las frecuencias llega muy débilmente, ya que todo lo que está orográficamente por delante minimiza la señal. A esto se suma la mayor demanda de teletrabajo, con mas consumo de datos, etc.

DOS PROYECTOS COMPLEMENTARIOS.

“Tenemos en marcha dos proyectos que esperamos que funcionen”, explica Miguel Ángel. El primero es levantar la torre, con todos los componentes de telecomunicaciones y amplificadores. A esto se van a destinar 40.000 euros del dinero que nos corresponde dentro del plan Plus y se ha llegado a un acuerdo con la DPZ para que limpie el camino de acceso, el cual ya existía anteriormente, pero que, por el paso de los años, estaba lleno de maleza. Esta actuación ya se ha iniciado por parte de la maquinaria de DPZ , algo que el alcalde considera una “ayuda importante”; ya que es decisiva para no tener que destinar más de los 40 mil euros previstos.

Por otra parte, se trabaja también para mejorar la red wifi. En concreto, se ha solicitado una subvención del grupo de acción local ADEFO para poder llevar a cabo este proyecto, que costaría unos 17.000 euros, y del que se les subvencionará el 80%. “Tenemos esperanza de poder obtener esta subvención que sería esencial para nuestro municipio”, explica Nieto-Sandoval.

Longás tiene 36 personas empadronadas, pero durante el verano su población puede llegar a los 200 vecinos. El alcalde insiste en que se lograría atraer a más población en otros periodos no considerados vacacionales con unas buenas instalaciones de telefonía móvil o red wifi. Esto serviria para que algunas familias del pueblo pudieran teletrabajar, lo que ayudaría a ganar residentes durante los periodos que baja la afluencia de ocupación.

“Los servicios esenciales no pueden seguir siendo inaccesibles para el mundo rural”, insiste el alcalde. “Estamos en el año 2020, el cambio de tendencias y necesidades ha sido enorme; y debemos potenciar el teletrabajo, las oficinas virtuales y el turismo por esta vía porque son el potencial del futuro para las vidas de los pueblos”.