Nuevas obras de adecuación de la calle Tajada
 
Adjudicadas las obras de la segunda fase de adecuación de la calle Tajada.

El Ayuntamiento de Ejea ha aprobado en Junta de Gobierno el expediente de ejecución de las obras de renovación de infraestructuras y pavimentación de la calle Tajada nº 41 al 77, 2ª fase de Ejea de los Caballeros.

Las obras solucionarán los problemas que presentan las redes de saneamiento y abastecimiento de agua, permitirán llevar a cabo la instalación de gas, las canalizaciones eléctricas, la instalación de un nuevo alumbrado público más eficiente y sostenible, la instalación de mobiliario urbano y una nueva pavimentación.

El Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros ha considerado necesaria la renovación de las redes y pavimentación de esta calle cuya antigüedad supera los 33 años. Todo ello como continuidad de la renovación del Casco Viejo que comenzó hace varios años y prácticamente cada anualidad se ha realizado una o varias fases.

El importe de la inversión asciende a 198.319 euros para lo que se ha contado con una subvención de la Diputación Provincial de Zaragoza (Plan Plus) por dicho importe.

Para la Concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros, “con esta actuación se culmina la renovación y rehabilitación de una de las calles más extensas del Casco Histórico para beneficio de la transitabilidad y accesibilidad de los vecinos de la zona”.

Finalizadas las obras de la 1ª Fase. El Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros acaba de finalizar las obras de renovación de infraestructuras y pavimentación de la calle Tajada nº 1 al 39, 1ª fase que se adjudicaron a finales del año pasado.

La obra ha afectado a la calle Tajada desde el número 1 al 39. La calle Tajada se inicia en la calle Herrerias y tiene un tramo ascendente hasta los números 11-13, a partir de los cuales desciende y llega con un tramo sensiblemente llano hasta el número 39 en la confluencia con las escaleras que ascienden desde la Plaza de España.

Las obras han consistido en la renovación de las infraestructuras que estaban en mal estado, el mantenimiento de aquellas que no planteban problemas, la finalización de una pavimentación igual a las llevadas a cabo en todo el Casco Antiguo y la recuperación de espacios con el amublamiento de la zona con la colocación de bancos, sillones, bolardos y papeleras que permitirán una mayor visibilidad y protección de los paños de la Muralla rehabilitados.

La superficie total afectada por la actuación ha sido de 1.400 metros cuadraros y el importe invertido de 216.590 euros. Estas obras también han sido financiadas a través del Plan Plus de la Diputación Provincial de Zaragoza.