Cs solicita al Ayuntamiento de Sádaba que exonere a la residencia del pago de marzo a junio que abona al consistorio
 
El portavoz de la formación naranja, Javier Aznarez, recuerda que la pandemia ha incrementado los gastos en este centro al tener que reforzar las medidas higiénico-sanitarias y el trabajo de la plantilla.

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sádaba solicita al consistorio, en una moción que se ha registrado para su debate en pleno, que se exonere a la residencia de esta localidad zaragozana del pago que efectúa al ayuntamiento correspondiente a marzo, abril, mayo y junio, unos meses es los que ha habido un incremento considerable de los gastos de mantenimiento y de personal para afrontar las nuevas necesidades surgidas con motivo de la crisis del COVID-19.

El portavoz de Cs, Javier Aznarez, ha recordado que la residencia funciona desde hace varios años “con resultados excelentes” y desde el pasado mes de marzo, debido a la crisis sanitaria, se han incrementado los gastos para reforzar las medidas higiénico-sanitarias, así como el personal ha redoblado su esfuerzo en la atención a los residentes. “Gracias al esfuerzo de todo el personal los resultados son inmejorables”, ha estimado el concejal, señalando que también las instalaciones son correctas, pero “dada la experiencia que estamos viviendo sería deseable efectuar mejoras que ayuden a prevenir situaciones como las vividas”.

Por ello, el partido liberal ha solicitado que se exonere del pago correspondiente a los meses de marzo, abril, mayo y junio, que la residencia realiza al ayuntamiento para dedicar esos recursos a la compra extraordinaria de material sanitario; así como se propone estudiar por parte del consistorio, en coordinación con la dirección de la residencia y los servicios sociales de la Comarca de Cinco Villas, las necesidades más urgentes de mejora del centro.

Por otra parte, la formación naranja reclamará al ayuntamiento, en otra propuesta, que solicite la disolución de la Mancomunidad Clarina de las Cinco Villas, que integran los municipios de Sádaba, Biota y Layana, para optimizar los recursos personales y económicos del consistorio al considerar que en la actualidad ya no se prestan servicios mancomunados de forma estricta y supone un gasto añadido para los ayuntamientos.