Ciclo de Cine KEATON: «La favorita», una película del director griego Yorgos Lanthimos sobre las relaciones del amor y el poder
 
Viernes, 12 de abril. Centro Cívico. 9:30 noche.

El cineasta griego Yorgos Lanthimos da una auténtica lección de cine en “La favorita”. No en vano, la película obtuvo el Gran Premio del Jurado y el Premio a la mejor actriz (Olivia Colman) en el Festival de Venecia, además de 10 nominaciones en los Oscar y el premio a mejor actriz para Colman, nuevamente. También en los Premios BAFTA, de 12 nominaciones, obtuvo 7 premios y, en los Globos de Oro, repitió premio a la mejor actriz. Se trata de un drama de época muy peculiar y sugerente, sofisticado y profundo, divertido a la vez que inquietante, que presenta un triángulo amoroso, en clave femenina, que solo se explica a través del ejercicio del poder.

Principios del siglo XVIII. Inglaterra está en guerra con los franceses. Una reina debilitada, Anne (Olivia Colman), ocupa el trono, mientras que su amiga Lady Sarah (Rachel Weisz) gobierna el país en su lugar, debido al precario estado de salud y al carácter inestable de la monarca. Cuando una nueva sirvienta aparece, Abigail (Emma Stone), su encanto seduce a Sarah. Sarah ayuda a Abigail y ésta ve una oportunidad para regresar a sus raíces aristocráticas. Como la política ocupa gran parte del tiempo de Sarah, Abigail empieza a acompañar con más frecuencia a la Reina. Desarrollarán una amistad que Abigail aprovechará para saciar sus ambiciones.

Así podría sintetizarse el argumento de “La favorita”, aunque múltiples sugerencias desbordan esta tragicomedia isabelina que filma los excesos de la corte de la reina Anne y en la que se nos presenta un triángulo amoroso en clave femenina que sólo se explica a través del ejercicio del poder.

El director, Yorgos Lanthimos expone las paradojas de lo que ahora llamamos “empoderamiento”, atrapando a sus protagonistas en las trampas de sus estrategias de seducción, dominación y sumisión. “El poder, dice Lanthimos, es la forma más descarnada del amor”. En la pugna por la ascensión social de Abigail y por el control de la escena política de Lady Marlborough hay algo más que codicia y ambición: hay amor.

Las protagonistas de “La favorita” son prisioneras de sus afectos, son tres mujeres terribles pero Yorgos Lanthimos derrocha verdadero afecto por ellas. Y en ningún momento olvida los horrores por los que han tenido que pasar para sobrevivir en un mundo de hombres.