La economía aragonesa creció un 3,03% en el año 2018
 


Los datos disponibles del cuarto trimestre del año, y a la espera de que el próximo 29 de abril el INE publique la primera estimación de la Contabilidad Regional de España de 2018, permiten obtener una primera estimación del crecimiento medio anual del PIB aragonés durante 2018, que situaría el avance de la economía regional en el 3,03%. Este ritmo de crecimiento es cinco décimas superiores al anotado por España en 2018 (2,5%), y un punto y una décima superior al crecimiento del conjunto de países de la Unión Europea (1,9%).

El avance del PIB aragonés estimado por el IAEST en el año 2018 (3,03%) es ligeramente inferior a la previsión que el Gobierno de Aragón realizó el pasado mes de octubre (3,1%), y se sitúa en línea con las predicciones realizadas por parte de los principales organismos y entidades externas que realizan labores de previsión regional, tales como BBVA (2,6%), Funcas (2,8%), Ibercaja (3,2%), AIReF (3,0%) o Hispalink (3,1%).

La economía aragonesa creció un 2,4% interanual en el último trimestre de 2018, según las estimaciones realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) a partir de los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta tasa de crecimiento interanual es idéntica a la registrada para el conjunto de España (2,4%), y superior a la alcanzada por el conjunto de países de la Unión Europea (1,4%).

Durante los últimos tres meses del año, el Producto Interior Bruto aragonés creció un 0,7%. Esta cifra es de nuevo idéntica a la del conjunto de España (0,7%), y superior al registro alcanzado por la media de la Unión Europea (0,2%).

Demanda interna

Desde el punto de vista de la demanda, el crecimiento de la economía aragonesa se explica por el buen comportamiento de la demanda interna, ya que la contribución del sector exterior al PIB aragonés fue negativa en el conjunto del año.

Los dos componentes básicos de la demanda interna (consumo e inversión) muestran un buen comportamiento. En concreto, el consumo de los hogares registraba en el agregado de 2018 un crecimiento interanual del 2,3%, dato una décima superior respecto al anterior ejercicio (2,2%). De esta forma, la evolución del consumo de los hogares en Aragón sigue manteniendo una senda de crecimiento destacada, reflejando la prolongada mejora del mercado de trabajo regional, la mayor facilidad de acceso al crédito gracias a la política monetaria expansiva implementada por el BCE y el ahorro que supone los contenidos precios del petróleo. El gasto en consumo final de la Administración Pública regional creció durante el año 2018 un 2,5% interanual, dato inferior al registro del ejercicio anterior (4,1%).

En relación a la formación bruta de capital fijo, sus dos pilares principales se comportan de forma destacada durante el conjunto de 2018. La inversión en bienes de equipo aceleró su evolución en términos interanuales hasta el 9,4%, dato superior al crecimiento registrado en el ejercicio precedente (4,1%). Por su parte, la inversión en construcción se aceleró también hasta el 8,5%, avance seis décimas superior al dato del año 2017 (7,9%).

Con los datos disponibles en materia de sector exterior se observa como la demanda exterior neta desaceleró su ritmo de crecimiento a lo largo de todo el ejercicio y su contribución al crecimiento aragonés durante el conjunto del año 2018 sería negativa, como consecuencia de un peor comportamiento de las exportaciones durante el período. En concreto, mientras las exportaciones de bienes y servicios crecieron en Aragón un 2,2% anual durante el año 2018, frente al crecimiento del 6,9% interanual de 2017, las importaciones aceleraron su ritmo de avance hasta el 5,9% interanual, tres puntos y seis décimas superior al del año anterior (2,3%).

Sectores productivos

Desde el punto de vista de la oferta, durante el conjunto de 2018 todos los sectores productivos de la economía aragonesa presentan por cuarto año consecutivo tasas de crecimiento anuales positivas.

Liderando el crecimiento aragonés durante el agregado del ejercicio se encontraría el sector de la construcción, que aceleró su crecimiento hasta el 7,4% anual en el año 2018, dato superior en dos puntos al registrado en 2017 (5,4%).

En segundo lugar, figura la industria manufacturera aragonesa, que creció un 2,8% en tasa interanual, aunque el ritmo de avance es inferior al experimentado durante el año 2017 (6,2%).

Por su parte, el sector servicios, anota en el conjunto de 2018 un crecimiento anual del 2,6%, tres décimas por encima del dato del ejercicio precedente (2,3%). La principal rama del sector servicios (Comercio, Transporte y Hostelería) registró durante el año en Aragón un crecimiento del 3,5% anual, superior en nueve décimas al dato alcanzado en el anterior ejercicio (2,4%). La rama de Administración pública, educación y sanidad, anotó un crecimiento del 1,7% anual, frente al dato del agregado de 2017 (3,5%).

Finalmente, se sitúa el sector primario, que engloba las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, que alcanzó en 2018 un ritmo de crecimiento positivo del 2,3% interanual, dato superior al anotado en el año precedente (0,1%).