El 94% de las familias aragonesas a las que se les solicitó la donación de órganos dio su consentimiento
 
En 2018, se realizaron 99 trasplantes gracias a la donación de 48 personas, 42 de ellas tras su fallecimiento, y 6 donantes de riñón en vida.

El 94% de las familias aragonesas a las que se les solicitó la donación de órganos durante 2018, dio su consentimiento, una cifra superior a la media nacional cuyo porcentaje se sitúa en el 85%. En total, se realizaron 99 trasplantes gracias a la donación de 48 personas.

De todos ellos, 42 fueron donantes cadáver, lo que permitió que, además de los 99 trasplantes en la Comunidad, se cedieran 46 órganos a otras Comunidades Autónomas. Esto supone una tasa de 32,3 donantes por millón de habitantes, superando al resto de países del mundo. Por su parte, la Comunidad recibió 36 órganos procedentes de otros territorios del país.

Las donaciones se distribuyeron de la siguiente manera en los cinco hospitales autorizados: en el Hospital Universitario Miguel Servet 18 donaciones, en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa 19 (seis de ellas procedentes de donantes en asistolia), en el Hospital Royo Villanova 3, en el Hospital San Jorge de Huesca 1 y en el Hospital Obispo Polanco de Teruel 1. A estos 42 donantes hay que sumar 6 donaciones renales de donante vivo, llevadas a cabo en el Hospital Universitario Miguel Servet.

Un año más, se ha incrementado la edad media de los donantes, que se ha situado en 64 años, frente a los 59 años del 2017. La franja de edad abarca desde los 33 a los 89 años, siendo el 36% mayores de 70 años.

La causa más frecuente de muerte de los donantes en Aragón sigue siendo la hemorragia eerebral, en un 45% de los casos. La donación de órganos tras producirse la parada cardiaca (donación en asistolia) ya ha supuesto el 11% del total de los donantes de nuestra Comunidad.

La donación habida el pasado año ha generado más de 1.481 años de vida a los pacientes trasplantados, siendo 1.034 años de vida ganados por pacientes de Aragón y 447 años de sobrevida a los receptores de esos órganos en otras Comunidades Autónomas, unos resultados que ponen de manifiesto el alto grado de colaboración e intercambio de órganos realizados en 2018.

Trasplante renal

El pasado año, se llevaron a cabo en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza un total de 77 trasplantes renales de ellos 71 con donante cadáver.

Los trasplantes renales con donante vivo “cruzado” han permitido que Aragón haya podido trasplantar de riñón a 11 pacientes híper-inmunizados. Una acción que se ha desarrollado gracias al Programa Nacional de Intercambio renal PATHI, gestionado por la Organización Nacional de Trasplantes, y sin el cual hubiera sido muy difícil encontrar un órgano idóneo.

La Comunidad Autónoma de Aragón ofrece la posibilidad de recibir trasplante renal anticipado al 16% de los pacientes trasplantados, siendo la mitad de ellos procedentes de donante vivo.

Hepático

En el año 2018 el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, realizó 15 trasplantes hepáticos.

Tras 19 años de actividad, este centro hospitalario ha conseguido reducir al máximo la lista de espera para este tipo de trasplante, siendo en la actualidad únicamente 7 pacientes. Este importante descenso de pacientes hepáticos es debido al excelente resultado de los tratamientos antivirales directos frente a la hepatitis C.

Cardíaco

En el 2018 se realizaron 7 trasplantes de corazón. A día de hoy desde el comienzo del Programa en el año 2000, se han realizado 168 trasplantes de corazón en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

Tejidos

Además, el año pasado se realizaron 382 trasplantes de tejido osteotendinoso superando los 375 del año anterior y 146 trasplantes (diez más que en 2017) de tejido ocular, corneas, esclera, membrana amniótica, de los cuales 36 fueron trasplantes de córnea lamelar (una capa de células de la córnea), 14 en el Hospital Clínico Universitario y 22 en el Hospital Universitario Miguel Servet.

En cuanto a la donación de médula ósea, en 2018 se registraron 688 donantes, lo que ha permitido alcanzar la cifra de 6.700 donantes registrados en REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea) desde que arrancara en 2013 el Plan Nacional de donación de Médula Ósea. Es importante reseñar que desde el pasado año la edad de los donantes, por consenso nacional y en aplicación de los criterios clínicos y resultados de los trasplantes se ha reducido, siendo en la actualidad entre los 18 y los 40 años.

Objetivos para 2019

En 2019, el Departamento de Sanidad quiere ampliar el número de centros hospitalarios que desarrollen el Programa de Donación de Órganos tras la muerte por parada cardiaca, una acción importante ya que ha supuesto el 31% de los donantes habidos en el Hospital Clínico, donde se implantó este programa hace tres años.

Junto a esta vía de mejora de la donación, se continuará ofreciendo la posibilidad de donación renal de vivo de manera sistemática a todos los pacientes que puedan beneficiarse de esta modalidad terapéutica, así como el trasplante renal anticipado a la diálisis con órganos procedentes de donante fallecido siempre que sea posible.

Se continuará implementando la colaboración de los Servicios de Urgencias, Emergencias y Neurología como detectores de posibles donantes de órganos en muerte encefálica, y se sigue trabajando conjuntamente con el resto de Comunidades Autónomas y la Organización Nacional de Trasplantes, para establecer procedimientos de colaboración con hospitales y clínicas de titularidad privada en el marco de la donación de órganos.

Aragón mantiene su compromiso de colaboración con países de Latinoamérica ofreciendo formación a sus profesionales en materia de coordinación de trasplantes a través del Programa Internacional Alianza.