Ejea participa en un proyecto europeo para gestión de residuos
 
Desde la perspectiva de una economía circular, el proyecto paperChain en el que Ejea participa pretende demostrar la viabilidad técnica y económica de las cenizas de residuos papeleros como conglomerantes hidráulicos alternativos para las carreteras. De esta manera se evitará su depósito en vertedero y el consumo de materias primas. PaperChain es un proyecto de innovación financiado por la Comisión Europea.

El proceso de reciclaje de la pasta de papel genera algunos residuos que son difícilmente reutilizables por ello se incineran para la obtención de energía, quedando como residuo mayoritario unas 55.000 toneladas anuales de cenizas de combustión que son en la actualidad enviadas a vertedero.

En los últimos años, se han venido investigando las propiedades de esta ceniza como conglomerante hidráulico alternativo a la cal y el cemento para la construcción de capas de suelo estabilizado en carreteras. ACCIONA, La Universidad Polictécnica de Cataluña, junto a SAICA y el Laboratorio de Carreteras del Gobierno de Aragón han mantenido una cooperación activa en su desarrollo y validación.

Los resultados previos tanto a escala de laboratorio como de pequeños tramos de prueba indicaron que estas cenizas pueden ser un buen conglomerante para capas de suelo estabilizado y suelo cemento en carreteras, así como para el reciclado de secciones de firmes de carreteras.

Dicho proyecto incluye cinco demostraciones a gran escala en diversos entornos operativos: construcción en Portugal (asfaltos y hormigones), España (capas de suelo estabilizado en carreteras) y Eslovenia (materiales compuestos para estabilización de taludes); sector químico en Suecia (bioetanol para productos químicos secundarios) y sector minero también en Suecia (capas sellantes de escombreras).

En concreto, en el caso de España se va a demostrar la viabilidad técnica y medioambiental del uso de las cenizas volantes generadas en la planta de valorización energética de SAICA en el Burgo de Ebro. Dichas cenizas deben sustituir al cemento y la cal en los tramos de prueba de suelo estabilizado. Para ello se están realizando tres demostraciones a escala real, además de Ejea de los Caballeros, se están realizando pruebas piloto en Villamayor de Gállego y Villarluengo (Teruel).

En la actualidad ha comenzado a ejecutarse el tramo de prueba que se desarrolla en Ejea de los Caballeros, consiste en la estabilización de un kilómetro de camino sin pavimentar en el entorno del parque periurbano de Boalares. En este caso se añadirá un 3% de ceniza volante al actual suelo arcilloso que quedará cubierto por una capa de zahorra idéntica a la actual. En esta prueba se estima emplear 75 tn de cenizas. Se prevé que las obras finalicen en tres semanas.