Apertura del Vial de conexión entre el Polígono Valdeferrín y el casco urbano de Ejea
 
La obra ha conllevado la ejecución de un Puente que enlaza el final del Pº Constitución con el tramo que discurre hasta el polígono.

Acaban de finalizarse los trabajos que enlazarán definitivamente el casco urbano de Ejea con el polígono industrial de Valdeferrín y la variante de las carreteras A-125 y A-127. El tramo que faltaba era el más próximo al municipio y ha sido necesario la construcción de un nuevo puente sobre el río Arba para la conexión desde el Pº Constitución que se denominará “Puente de La Constitución”.

Esta obra culmina una de las actuaciones más relevantes llevadas a cabo en los últimos años de mejora de las comunicaciones viarias y accesos a la localidad: la unión del casco urbano -desde el paseo de la Constitución- con el polígono industrial de Valdeferrín y la variante de las carreteras autonómicas A-125 y A-127. Se trata de un nuevo eje por el Oeste del municipio, de dos kilómetros de longitud, cuya construcción se inició hace seis años y en el que se han invertido cerca de tres millones de euros.

El proyecto de enlace del casco urbano de Ejea con su polígono industrial, así como las conexiones a las carreteras autonómicas A-125 (Dirección Tudela) y A-127 (Gallur-Sangüesa) a través de la nueva variante, llevado a cabo en los últimos años supone una profunda modernización de la movilidad viaria, una mejora en la seguridad vial y una solución a los problemas de circulación que se generaban en el entorno de Ejea, con un tránsito diario superior a los 2.300 vehículos, muchos de ellos pesados.

La nueva infraestructura facilitará también la comunicación a las personas que se desplazan en bicicleta hasta el polígono de Valdeferrín -y que ahora tienen que hacerlo por la carretera A-125- ya que todo el nuevo vial dispone de una zona compartida para bicis y peatones con preferencia del peatón.

Coste y financiación de las obras

Esta última fase, con un presupuesto inicial de 735.930 €, ha sido ejecutada con fondos propios del Consistorio ejeano con cargo al superávit económico de 2016 proveniente de ventas de parcelas del polígono.

Desde 2013, cuando se inició este eje viario de dos kilómetros de longitud, clave en las conexiones por el Oeste del municipio, se han invertido con diferentes subvenciones de la Diputación Provincial de Zaragoza casi tres millones de euros.

Tras la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana que se tuvo que realizar en el año 2010 para delimitar el trazado y el tipo de enlace con la variante, que se había consensuado con el Servicio Provincial de carreteras del Gobierno de Aragón, las primeras obras se iniciaron en el año 2013, ejercicio en el que se destinaron 442.156 euros.

Al año siguiente, la inversión superó el medio millón de euros, y en el año 2015 se inauguró ya el tramo de acceso al polígono industrial de Valdeferrín, en el que están ubicadas 236 empresas que acogen a cerca de 3.000 trabajadores. Un ejercicio, el de 2015, en el que la modernización viaria en este eje contó con otra partida de inversión de 584.017 euros, nuevamente con el apoyo financiero de la DPZ, para ejecutar unas obras de conexión desde la variante a las carreteras autonómicas A-125 y A-127.

En el año 2016, las obras recibieron otro impulso económico de 369.885 euros financiados con recursos propios del Ayuntamiento ejeano, destinados a la adjudicación y ejecución de la glorieta en la variante de Ejea con la posterior apertura al tráfico de acceso al casco urbano. Así, en total se habían invertido 1.902.086 euros, a los que habrá que sumar los 735.930 euros de este último tramo y 260.000 euros de un ramal pendiente de actuaciones anteriores. La cifra total se aproximará así a los tres millones de euros.

Para la alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero, esta importante inversión “es una actuación que están muy justificadas desde el punto de vista económico, social y de seguridad. Además, aportará grandes beneficios tanto a los usuarios de las mismas como a los vecinos de Ejea, puesto que se rebaja el elevado paso del tráfico pesado por el núcleo urbano”.

Además, “con estas obras damos una especial solución a la congestión de tráfico que se nos generaba a la entrada y salida del polígono industrial de Valdeferrín en horario laboral, mejorando de una manera muy significativa la movilidad de los vehículos y la seguridad de los usuarios en este espacio laboral”.