Pasar una noche en el museo: un sueño hecho realidad
 
40 niños pasarán la noche en el museo de la localidad ejeana, donde podrán disfrutar de diferentes juegos y actividades.

¿Alguna vez te has imaginado qué ocurre cuando apagan las luces y cierran las puertas de un museo? ¿Será verdad que los objetos cobran vida? Ésta es la original actividad que propone el Museo de Aquagraria de Ejea de los Caballeros este fin de semana, 20 y 21 de julio. Al más estilo de la famosa película de Ben Stiller, “Noche en el museo”, Aquagraria repite la fórmula y ofrecerá una programación nocturna muy especial para los más pequeños.

Será una noche muy especial llena de aventuras y diversión en el museo ejeano, donde 40 niños de entre 8 y 12 años disfrutarán de diferentes actividades y talleres. Durante la jornada, los pequeños descubrirán todos los secretos del museo cuando se apagan las luces. Se trata de una actividad innovadora y pionera que promete ser un rotundo éxito. “Es la primera vez que organizamos esta actividad en el museo y las plazas se llenaron en menos de 24 horas”, afirma Samuel Sánchez, director del Museo Aquagraria.

La actividad dará comienzo el viernes a las 20h. y continuará durante la noche. Además, los más pequeños de la casa se convertirán en auténticos cocineros preparando la cena con el divertido Mr.Chef Tras la cena, a las 22.30h. tendrá lugar una gymkana nocturna donde podrán descubrir todos los rincones y secretos que Aquagraria esconde cuando las luces del museo se apagan.

Al día siguiente y tras haber pasado una noche muy especial, los niños empezarán el día con fuerzas y energía con un desayuno saludable en la Estanca del Gancho. Después de haber cogido fuerzas, comenzarán una serie de juegos al aire libre, para que los niños aprendan a disfrutar de la naturaleza. La actividad terminará a las 11h. del sábado, cuando los niños dirán adiós a una velada mágica.

Aquagraria, un museo para todos los públicos

La oferta de actividades, diversas y para todos los públicos, es una de las razones que hacen posible que este espacio, ubicado en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros, siga creciendo. Y es que, ya no sólo atrae a visitantes de toda España por su excelencia como museo agrícola, sino que, además, es foco de interés por su intensa programación, su gran mayoría en beneficio de la educación de los más pequeños. Este año, uno de los platos fuertes del museo fue la exposición de los clicks de Playmobil que se saldó con la visita de más de 7.000 personas.