El Ayuntamiento de Uncastillo ordena sus montes
 
`El objetivo es poner en valor los montes de dominio público para que generen actividades económicas ligadas a los recursos forestales propios que fijen la población, al mismo tiempo que se conservan y potencian medioambientalmente, tal y como dicta la Ley Aragonesa de 2015´, afirma Ana Caudevilla, concejala de Agricultura y Montes del Ayuntamiento de Uncastillo.

Con el objetivo de cuidar y realizar una gestión sostenible de los montes públicos de la localidad, la concejalía de Agricultura y Montes del Ayuntamiento de Uncastillo ya dispone del Proyecto de Ordenación de Montes promovido conjuntamente con el Servicio Provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Zaragoza y realizado por la empresa de ingeniería Aranzada Gestión Forestal.

El Ayuntamiento de Uncastillo posee tres montes incluidos en el Catálogo de Montes de Utilidad Pública de la provincia de Zaragoza, con el nombre “Pardina de Baniés”, “Picanido” y “La Sierra o Cubierto del Monte”, además de un monte consorciado, el Z-3160 denominado "Cerro de San Cristobal", lo que suman una superficie total de 2.234,10 hectáreas. “El Proyecto de Ordenación de Montes pretende planificar la gestión forestal, en este caso durante los próximos 15 años, para conseguir un aprovechamiento sostenible de sus recursos, teniendo en cuenta los aspectos medioambientales, además de los económicos, sociales y culturales”, afirma Ana Caudevilla.

De esta manera, Uncastillo planificará las actuaciones e inversiones que se van a desarrollar en sus montes, durante los próximos tres lustros para generar puestos de trabajo en el aprovechamiento forestal y se consiga, de esta manera, atraer nuevos habitantes a la localidad y fijar población.

El proyecto de ordenación se divide en dos partes, una primera llamada inventario donde se recopila toda la información existente tanto física, como climática, biológica, social y de gestión forestal, que incluye todos los aprovechamientos existentes como los ganaderos, cultivos, madera, leñas, apícolas, etc. Además en esta primera parte se realiza un inventario cuantitativo de los recursos, con especial referencia a la madera existente en los montes, así como su crecimiento futuro.

La segunda parte del proyecto utiliza los datos del inventario anterior, planifica a largo y corto plazo la gestión que hay que realizar en los montes, dentro de lo que se viene a llamar "Planificación en cascada". “En esta planificación se definen los objetivos que los montes deben alcanzar a largo plazo, además de contemplar un Plan especial, generalmente a quince años, que se desglosa en objetivos específicos y la forma de llevarlos a cabo con actuaciones concretas a realizar en el tiempo marcado.

Estas actuaciones se diferenciarán entre aprovechamientos de sus recursos y mejoras de los propios montes. Finalmente se incluye un estudio económico que desglosa las inversiones y los rendimientos, con el fin de poder llevar a cabo un balance económico de todo lo realizado en los montes.

“Es muy importante tener esta ordenación realizada por una empresa de ingeniería homologada de cara a solicitar las ayudas europeas para lograr financiar nuevos proyectos relacionados con el óptimo aprovechamiento de los recursos forestales del monte de utilidad publica del municipio”, concluye la concejala de Agricultura y Montes.