El Rey participa en la celebración del 40 aniversario de FIMA, el mayor escaparate de la potencialidad económica de Aragón
 
La empresa ejeana Sat Gavill ha sido galardonada con el Premio de Excelencia FIMA.

Los presidentes de Aragón y de la FIMA destacan el componente tecnológico de la cita

Los presidentes de Aragón y de la FIMA destacan el componente tecnológico de la cita.Los presidentes de Aragón y el de la Feria de Zaragoza, Javier Lambán y Manuel Teruel, respectivamente, han puesto en valor la celebración del 40 aniversario de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA), que ha contado con la presencia del Rey, Felipe VI, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina y numerosas autoridades locales y autonómicas.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha considerado que FIMA llega a su 40 edición "pletórica de vitalidad y vigencia" y con unas previsiones "espectaculares", lo que convierte a esta feria en un escaparate perfecto "de las potencialidades" de Aragón y de su economía. "FIMA pone de manifiesto que Aragón es una comunidad con una clarísima vocación internacional e innovadora", ha enfatizado.

Como ejemplo de este paradigma de la economía aragonesa, Lambán ha resaltado los datos de las exportaciones del año pasado en la comunidad, aumentaron un 10,6 % respecto a 2016, lo que representa un incremento de dos puntos por encima de la media nacional. Por ello, ha asegurado que resulta "muy satisfactorio", dado que las ventas en el exterior son uno de los motores más importantes del crecimiento "y eso permite contemplar el futuro con bastante optimismo, lo que se ha visto ratificado por la presencia del Jefe del Estado -que ha parado en las firmas aragonesas Tenías y Ferruz- y que trasciende el ámbito de la ciudad de Zaragoza, con efectos positivos para toda la comunidad.

Según el presidente del Gobierno de Aragón, lo que ocurre en FIMA es visto "con especial interés" por el ejecutivo “y no en vano su presidente lo es también de la junta rectora de la feria -ha recordado-, además de que el Ejecutivo tiene el 60 por ciento de sus acciones, lo que le obliga a estar atentos".

La Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA) cumple este año su 40 edición con un aumento de un 15 por ciento de las marcas participantes y con la previsión de superar los 230.000 visitantes. Esta cita del recinto ferial de Zaragoza será inaugurada por el rey Felipe VI el 20 de febrero y cerrará sus puertas el día 24.

El impacto económico que tiene este certamen en la zona supera los 300 millones de euros, ya no hay plazas hoteleras en Zaragoza y alrededores, los restaurantes también están al completo y es complicado lograr un billete de AVE. Cada visitante profesional se estima que gasta una media de 500 euros por día.

Esta edición, FIMA cuenta con 1.572 marcas de más de 50 países, que suponen el 60 por ciento de los expositores. El 40 por ciento restante son nacionales, de los que un 25 por ciento son aragoneses, es decir, un 10 por ciento del total. En concreto, hay 108 empresas de Zaragoza, 31 de Huesca y 9 de Teruel.

FIMA es el referente mundial en 2018 del sector primario y celebra su 40 aniversario con mucha pujanza, que aporta muchísimo desde el punto de vista tecnológico al sector y se identifica a la ciudad con ella.

La superficie de esta cita ha crecido un 8 por ciento, que es pasar de unos 150.000 a 160.000 metros cuadrados. Es la feria más grande de cuantas se celebran en España de cualquier sector, tanto en superficie como en visitantes profesionales.

La edición anterior de FIMA recibió 230.000 visitantes, la mayor parte profesionales, una cifra que este año los organizadores esperan superar. Somos la feria de España que más visitantes profesionales recibe de cuantas se celebran, incluidos todos los sectores, solo superada por Fitur- Madrid.

Además, hay acreditadas 96 delegaciones oficiales de potenciales compradores especializados de 20 países diferentes, entre los que destacan Argentina, México, República Dominicana, Colombia, Perú, Chile, Líbano, Marruecos, Túnez, Croacia, Hungría y República Checa. Los visitantes individuales acreditados pertenecen a más de 80 países.

Es reseñable el salto tecnológico que se registra en FIMA. “Cuando la feria empezó estábamos hablando de un campo soportado sobre las manos de los agricultores”, recordaba Manuel Teruel y este año se nota la llegada a la industria 4.0. De esta forma, hay equipos basados en la inteligencia competitiva y hay técnicas nuevas con drones para el control del campo. El valor de la maquinaria que va a haber expuesta sobrepasa los 5.000 millones de euros.

Entre los distintos galardones que concede este certamen, se encuentra el Premio de Excelencia FIMA. En su segunda edición, la empresa Sat Gavill se ha alzado con el galardón con el que Feria de Zaragoza reconoce el trabajo de las empresas agrícolas que apuestan por la innovación y las nuevas tecnologías.



La empresa premiada, ubicada en la localidad de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), en su actividad diaria profesional se encarga de la realización de servicios agrícolas, adquisición y explotación de maquinaria en común, así como de otras actividades que permiten facilitar el mejoramiento económico, técnico y laboral del segmento primario.