CHA condena las pintadas aparecidas en Ardisa
 
El muro que rodea la iglesia y la placa franquista que el ayuntamiento se niega a quitar, en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, aparecieron ayer con pintadas.

El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Ardisa (Comarca de Cinco Villas) condena la aparición de unas pintadas en el muro de la iglesia de la localidad y el emborronamiento de la placa franquista situada en la fachada. “Condenamos este acto incívico que ha estropeado un patrimonio, como es el muro que rodea la iglesia y ha emborronado una placa que si bien no debería estar ahí, los actos incívicos no tienen cabida en democracia”, afirma el concejal de CHA.

Este martes pasado el Ayuntamiento de Ardisa celebró pleno y, en el turno de ruegos y preguntas, el portavoz de CHA preguntó al equipo de gobierno por las intenciones para cumplir la Ley y retirar la placa ya que el Justicia de Aragón, a instancias de CHA, solicitó al ayuntamiento de Ardisa que retirara la placa. Una petición que también ha cursado la Comarca de Cinco Villas, tras aprobar la moción de CHA en dicha institución. “El equipo de gobierno me contestó que no la iban a quitar a pesar de estos tres requerimientos" afirma José Ángel Tresaco.

La placa franquista se encuentra en la fachada exterior de la iglesia del municipio de Ardisa, once años después de que se aprobara la Ley de la Memoria Histórica y el acuerdo de las Cortes de Aragón de 2004 (PNL 31/03-VI) sobre pervivencia de símbolos y nombres vinculados al régimen franquista. Es la primera vez que aparecen pintadas de estas características en este municipio zaragozano.