Pilar Martín Cardona de Ejea y Celia Fernández Aranda de Pinsoro, premiadas en el Certamen Oficial Benjamín, Infantil y Juvenil de Jota Aragonesa del Pilar
 


El Certamen Oficial de Jota Aragonesa de las Fiestas del Pilar ha traído a Ejea y sus Pueblos la alegría de dos segundos premios. Pilar Martín Cardona obtuvo el 2º Premio Infantil Femenino de Canto y Celia Fernández Aranda, por su parte, el 2º Premio Benjamín Femenino de Baile.

El pasado 8 de octubre se celebraba en el Auditorio de Zaragoza la final del XXXI Certamen Oficial Oficial Benjamín, Infantil y Juvenil de Jota Aragonesa de las Fiestas del Pilar, el más importante premio de cuantos se convocan en nuestra región. A dicha final habían llegado dos jovencísimas joteras, de Ejea y cantadora una –Pilar Martín Cardona- y de Pinsoro y bailadora otra – Celia Fernández Aranda-. Sus grandes dotes para el canto y para el bailes las llevaron a alzarse con los segundos premios en sus respectivas categorías.

Pilar Martín Cardona, de 12 años, es alumna de Escuela Municipal de Folklore de Ejea de los Caballeros y forma parte del Grupo de Jota “Aires de Aragón”. Empezó a cantar con Ángel Galé y son ahora sus profesores Susana Gil y Efrén Romero. Según la directora de la Escuela de Folklore, Sara Jiménez, “Pilar es una jotera nata, tiene un don especial y natural para el canto, tiene alma, presencia física y aprende muy rápido”.

Celia Fernández, de 8 años, es alumna de la Escuela de Solistas de Mariano Calvo y forma parte del Grupo de Jota “Raíces Taustanas”. Su pareja de baile es Ginés Fernández, de Cuarte de Huerva, junto a quien obtuvo el premio de baile. Dotada de grandes cualidades para el baile pese a sus pocos años, Celia también canta jotas y obtuvo el 2º premio de canto en el concurso de Pinsoro.

En el Certamen Oficial de Jota el Jurado valora cualidades como las siguientes: Para cantadores y cantadoras, la actitud escénica e indumentaria adecuada, la afinación, el estilo, la interpretación, el ritmo y compás y la voz. Para las parejas de baile, se valora la actitud escénica e indumentaria adecuada, la complicidad, la coordinación, la dificultad de interpretación, el dominio corporal y espacial, el ritmo y castañuelas.

De todo ello hicieron gala nuestras jóvenes convecinas Pilar y Celia, que llegaron al corazón del jurado con sus interpretaciones y se alzaron con los segundos premios de sus respectivas categorías. Felicidades a ellas y a sus familias.