Más de la mitad de los vehículos de dos ruedas de Aragón no acuden a la ITV
 
De los vehículos con obligación de realizar la inspección técnica, las motocicletas y ciclomotores son los que presentan un mayor incumplimiento en el parque automovilístico aragonés.

En las estaciones de ITV de Aragón se inspeccionaron el pasado año 27.163 vehículos de dos ruedas (motocicletas y ciclomotores), un 2,80% más que en 2015. Sin embargo, más de la mitad de los vehículos obligados a realizar la inspección técnica en los años 2015 y 2016, en concreto el 51,13%, no lo hizo y de entre los que sí lo hicieron, el 20,13% no superó la misma.

Por provincias y por tipo de vehículo el porcentaje de incumplimiento fue:

Ciclomotores / Motocicletas:

Huesca 72,40% / 33,47%
Teruel 76,71% / 34,29%
Zaragoza 71,84% / 35,55%
Aragón 72,60% / 33,80%

A cada vehículo rechazado se le detectaron una media de dos defectos graves. En 2016 se contabilizaron 10.985 defectos graves en motocicletas y ciclomotores, un 5,74% por encima de los encontrados en 2015. Entre los apartados en los que más defectos graves se hallaron se encuentran los de alumbrado y señalización (28,49%, con 3.130 defectos), neumáticos (11,25%, con 1.236 defectos) y emisiones contaminantes (14,54%, con 1.597 defectos).

En cuanto a defectos leves, en 2016 se detectaron 11.150 en motocicletas y ciclomotores, un 14,24% más que en 2015, cuando se registraron 9.760. El mayor número de defectos leves también corresponde a los apartados de alumbrado y señalización (37,23%), muy por encima de los defectos leves del resto de categorías.

Los conductores de motocicletas, que representan el 9% del parque automovilístico español, son tras los peatones los usuarios más vulnerables, implicados en el 22 % de los accidentes con víctimas, con el 18% de fallecidos,según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Puntos a revisar

En la ITV de motocicletas y ciclomotores son muchos los puntos a examinar, los más evidentes son las luces, eficacia de frenada y estado de los neumáticos. En el caso de los ciclomotores, también tienen unas pruebas específicas de control de la velocidad máxima que puede alcanzar (máximo 45 km/h) y de los componentes del motor y sistemas de escape de emisiones, que deben ser los de origen o recambios homologados.

En cuanto a la documentación que se debe presentar, figura el certificado de características técnicas (tarjeta ITV) del vehículo y el permiso de Circulación. Además, es necesario tener el seguro del vehículo en vigor para poder realizar la inspección técnica.

Los ciclomotores y las motocicletas están obligados a pasar la primera inspección a los 3 y los 4 años, respectivamente, y después sucesivamente cada dos años en ambos casos. Para estos vehículos, la obligación de someterse a los exámenes de la ITV empezó a aplicarse en el año 2007.